jueves, 24 de enero de 2008

NOS VAMOS A VENEZUELA

El intento de ascender la montaña más alta de Colombia va a quedar para otra ocasión. Ayer intentamos llegar al poblado indígena de Nabusimaque, en el corazón de la Sierra de Santa Bàrbara, pero nos resulto imposible. Como siempre algo tuvo que ver el coche, aunque hay que decir que las condiciones eran bastante complicadas. Por una parte es sorprendente comprobar, como en los tiempos que corren aún sea posible ver culturas y gentes por las que no ha pasado el tiempo en miles de años, siendo fieles a sus costumbres, tradiciones y creencias (“los gringos vienen a llevarse nuestro oro y enfadan a los dioses que nos tratan mal con sus rayos, granizos y tormentas”). Ante una reflexión y con un escaso castellano, a uno le queda poco que decir, pero denota una gran hostilidad hacia uno. Por otra parte, la enorme militarización de la zona, impone un gran respeto. En la carretera los controles son cada cinco kilómetros y aunque dan seguridad dificulta bastante el trayecto. En la sierra los batallones se apostan en puntos estratégicos y te muestran la cruda realidad de este país. En definitiva, no estamos aquí para arriesgar nada y lo mejor es cambiar de aires. Ahora empiezan otros problemas, estamos a dos horas de la frontera Venezolana y a buen seguro en tierras de Chaves las cosas no van a ser sencillas.

2 comentarios:

Jose Antonio dijo...

bien, pasa de los milis.en el país de cha......ves, oir y callar. a tus montañas.

besos para reyes y los niños.

consumo dijo...

Siempre hay un lugar en las cumbres para el hombre valiente y esforzado.

Carlyle

Los vecinos de vuestra familia de Hervás, seguimos todas vuestras peripecias. Nos sentimos afortunados al saber que vamos a poder disfrutar vuestra vuelta y vuestras vivencias.
Un beso muy fuerte de todos
Adal,Maite, Lura, Celia y Happy